Alejandro Triviño

Mi afición al mundo del motor en general, y del todoterreno en particular, comenzó en los años 90, con la creación del Club Lince 4×4 Málaga, asociación deportiva que se fundaba en el año 1992 con el fin promocionar y potenciar la práctica del todoterreno, y en la que sería miembro de la Junta Directiva cumpliendo las funciones de secretario del Club.

De esta manera comenzaba también mi vinculación con el mundo de la televisión, ya que se sucederían mis intervenciones en distintas cadenas de televisión local, como era el caso de PTV (Procono Televisión), o 340 Televisión, donde tendría la oportunidad de explicar y comentar las distintas acciones llevadas a cabo por el Club Lince 4×4 dentro de su calendario de rutas y actividades.

Al poco tiempo, Francisco Delgado Zabala, más conocido como «Francho» me daría la oportunidad de tener mi propia sección especializada en el mundo del todoterreno en el programa por el dirigido y presentado, Fórmula 340, programa de una hora de duración emitido en 340 Televisión, comenzando de esta manera mi actividad dentro del mundo de la televisión.

Posteriormente, en esta misma emisora, pasaría a ser presentador, junto a María José Gómez, del programa del motor De 0 a 100, en el que se ampliaría el apartado dedicado al mundo del Off-Road que pasaría a tener su propia espacio.

Siendo director de la emisora de televisión Carlos Calvo Conde llegaba mi oportunidad para presentar mi propio programa especializado en el mundo del todoterreno, «QuattroX4», que con el paso del tiempo llegaría a distribuirse a través de ACUTEL, Asociación de Televisiones Locales de Andalucía, a más de 100 emisoras de televisión de toda Andalucía convirtiéndose en el único programa del motor con una cobertura regional.

En esta época, año 1994, y fruto de mi asociación con Antonio Quintana, emprendedor y amante del mundo del todoterreno, surgía un nuevo proyecto, esta vez en prensa escrita, Revista Local 4×4, publicación especializada en el mundo del 4×4 en la cual asumiría las funciones de director y redactor.

Aunque Revista Local 4×4 nació a nivel local, de ahí el nombre, y sólo para la provincia de Málaga, rápidamente tendría un gran éxito, aumentando su tirada y su distribución, en diferentes fases, a toda Andalucía, e incluso llegaría a algunos importantes puntos de ventas de toda España, especialmente en Madrid.

En muy poco tiempo, y aprovechando, tanto los recursos técnicos y humanos, como la experiencia adquirida en el mundo editorial gracias a Revista Local 4×4, veían la luz tres publicaciones nuevas, dos especializadas en el mundo del motor: Revista Motor Club Magazine y World Motor Magazine, y una tercera, en el mundo de las dos ruedas, World Motor Magazine edición Motociclismo.

En 1995 entraba a formar parte de la Asociación de Informadores del Motor de Málaga, junto a reconocidos periodistas del mundo del motor malagueño, participando al año siguiente por primera vez en la Gala del Motor 1996, evento en el que los periodistas de la Asociación hacíamos entrega de galardones y reconocimientos a figuras destacadas en el mundo de las dos y cuatro ruedas.

Dado el notable éxito y la gran repercusión que tuvo lugar la Gala del Motor 1996, al año siguiente, tendría continuidad, con una nueva entrega de premios, galardones y reconocimientos, a las figuras más destacadas en el mundo del motor.

Por aquel entonces tenía la oportunidad de realizar un buen número de pruebas dinámicas de vehículos, rutas, reportajes, entrevistas, así como el seguimiento periodístico de importantes eventos relacionados con el mundo del motor y la competición, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, como era el Rally Dakar, el Rally de los Faraones, la Coronel Tapiocca CUP 180. el Rally Mil Kasbahs, el Trofeo Caravanserai, o el Campeonato de Andalucía de Rallyes, entre otros muchos.

En todo momento combinaba la faceta periodística, con la elaboración de todo tipo de artículos y notas de prensa, con la fotografía y la grabación en vídeo con el objetivo de dotar de contenido tanto las publicaciones escritas como los programas de televisión.


El salto a una publicación especializada en el mundo del todoterreno, pero en este caso con una tirada internacional, llegaría en el año 2003, cuando la editorial Mega Multimedia me ofreció la oportunidad de dar forma a Revista Tracción 4x4, una nueva revista, a todo color, con una importante tirada, y con 100 páginas, que sería distribuida en todo el territorio nacional así como el algunos países de Sudamérica.

De esta forma vio la luz una nueva publicación, que heredaba parte del espíritu de Revista Local 4×4, y que rápidamente se haría un hueco entre las publicaciones más importantes del sector.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies